Existen algunas áreas del conocimiento que cualquier emprendedor debería dominar, independientemente de cuál sea su dedicación principal. Y son áreas de conocimiento recomendadas porque son útiles en cualquier caso.

 

1. Finanzas

La forma de organizar las cuentas de un negocio es muy importante. En general, es recomendable tener conocimientos de cómo funcionan las finanzas en general, pero también, específicamente, las finanzas domésticas, así como entender los conceptos básicos de inversión y ahorro.

Con este conocimiento, el emprendedor puede entender mucho mejor dónde está invirtiendo su dinero, tanto desde el punto de vista de la propia empresa que está creando, como desde el punto de vista de sus beneficios personales.

Estudiar finanzas puede ayudar a entender un poco mejor a tu competencia, siempre y cuando puedas acceder (porque sean públicas, por ejemplo), a sus cuentas.

 

2. Economía

Otro ámbito de estudio muy interesante para los emprendedores (y para los empresarios en general), y que, normalmente, no se estudia demasiado, es el de la economía. En general, la mayor parte de emprendedores y empresarios no se interesan por la economía de ámbito más general porque no encuentran ninguna relación con lo que están haciendo ellos como emprendedores y empresarios.

Estudiar esta escuela de economía ayudará a tener un entendimiento más global de cómo funciona la economía en general, pero siempre manteniendo los pies en el suelo y relacionándolo con el día a día de cualquier empresario.

 

3. Negociación y persuasión

Otro ámbito de interés para cualquier emprendedor, debería ser el de la negociación y el de la persuasión. En realidad, no hay ningún ámbito del conocimiento concreto que lleve este nombre, sino que, más bien, está enclavado dentro de la psicología.

Sin embargo, no toda la psicología interesa al emprendedor. Es la parte de la persuasión, los sesgos, las falacias lógicas, los elementos que influyen en la negociación y el funcionamiento racional-emocional del cerebro lo que interesa.Es muy recomendable contar con ciertos conocimientos en este ámbito porque puede ser la diferencia entre que el trato que haces con tu proveedor sea favorable para ti, o para él, por ejemplo.

 

4. Literatura

La literatura es un ámbito de estudio imprescindible para cualquier persona, y puede parecer que para el emprendedor no tiene demasiada importancia, pero sí que la tiene, porque todos vivimos en una cultura y en una forma de ver el mundo.

Al fin y al cabo, la literatura no es más que el reflejo de una sociedad plasmada en las páginas de un libro. Conviene tener un conocimiento holístico, empaparse de esa cultura y entenderla, para poder desenvolverse bien en ella.

Es por ello que es muy recomendable contar con un conocimiento general de muchas cosas, porque eso te hará más creativo, algo imprescindible en el mundo del emprendimiento.

 

6. Public Choice

La escuela Public Choice es una escuela de pensamiento que se dedica a analizar la política, pero no desde un punto de vista “metafísico”, asumiendo que los políticos son buenas personas que velan por el bien común y demás.

Lo que hace la Public Choice es asumir que las personas tienen intereses propios, y que responden a incentivos, y que la política está formada por personas individuales, no por “políticos” que, en ocasiones, parece que se les trate de forma distinta a las personas.

Por lo tanto, la Public Choice hace un análisis realista de la política, explicando cómo, en algunas situaciones, los políticos (los de verdad, las personas que se dedican a la política) responden de una forma, y, en ocasiones, de otra forma, dependiendo de los incentivos.

Esta forma de ver la realidad política es muy importante tanto para el empresario que tiene contacto con el poder político de un país, como para el emprendedor que, por la naturaleza de su negocio, puede tener que relacionarse con ese poder.

 

7. Técnicas creativas

Por último, están las técnicas creativas. No se trata de saber de bellas artes, cine y música en sí mismas, sino de los diferentes métodos que existen para tener una mayor creatividad y conseguir un pensamiento lateral.

Es evidente que tener una mayor creatividad es algo imprescindible para un emprendedor, porque es lo que le permite desarrollar soluciones novedosas para problemas comunes que las personas tienen en su día a día.

Por lo tanto, investigar en este campo, puede ayudarte a poder desarrollar soluciones más eficaces para resolver problemas, disruptivas y que no se le habían ocurrido a nadie antes, y conseguir que te paguen por ello.