Puede parecer sencillo, pero empacar en realidad es una ciencia con reglas que muchos viajeros han aprendido a la mala después de recorrer miles de kilómetros. Empacar de manera estratégica puede hacer la diferencia entre tener una vacación con constantes interrupciones para ir a la farmacia y una vacación en la que todo lo que necesitas está directamente al alcance. Este es nuestro método simplificado para que todo quede en tu maleta de la manera más eficiente y efectiva.

 

1. Escoge la maleta correcta

 Asegúrate de que sea durable, fácil de llevar y que tenga la capacidad para todos los artículos necesarios. Lo más importante será asegurarse de que tenga las dimensiones exigidas por la aerolínea. Infórmate cuáles son las dimensiones máximas de las maletas en la sección de preguntas más frecuentes de la aerolínea. 

 

2. Haz una lista de todo lo que necesitas llevar

Lo mejor será empezar con lo más esencial, luego con los artículos de entretenimiento o de trabajo. Dentro de lo esencial se encuentran la licencia o el pasaporte (dependiendo de si el vuelo es doméstico o internacional), la billetera con dinero o con tarjetas de crédito, el celular, los medicamentos que puedas necesitar y por supuesto, los boletos de avión.

 

3. Considera la posibilidad de empacar para una mala escala

Si te quedas varado toda la noche durante una escala o si tus demás maletas se pierden (ruega para que no suceda), podrías considerar la posibilidad de llevar un par de artículos contigo en el avión. Podrás ponerlos en un bolso pequeño dentro del equipaje de mano.

 

4. Asegúrate de que todos tus aparatos electrónicos y artículos delicados estén protegidos

 El equipaje de mano suele golpearse mucho, por eso te recomendamos proteger tus objetos de valor. Si llevas tu laptop o tablet, asegúrate de que tenga una buena funda de seguridad.

 

5. Empaca los objetos esenciales en lugares de fácil acceso

Tendrás que mostrar tu pasaporte y tus boletos como mínimo dos veces mientras viajes, por eso es importante tenerlos guardados en un lugar al que puedas acceder fácilmente. Empaca esos objetos primero, pero no los pongas al fondo del equipaje.

 

6. Haz uso de una técnica estelar para empacar

Hay muchas maneras diferentes de hacer la maleta eficientemente. Haz uso de un solo método o prueba una combinación. Asegúrate de que todo lo que necesites sacar para el área de seguridad (como los artículos de aseo) esté justo encima. 

 

El método del rollo: enrolla y enrolla tus pantalones hasta formar un tubo pequeño. Enrollar la ropa en tubo es excelente para ahorrar espacio, más que todo a diferencia de doblar toda la ropa. Además la arruga menos.