La extracción es simplemente el método con el que disolvemos los sabores y otros componentes del café tostado y molido. Mientras se prepara el café, se extraen de él cientos de compuestos únicos de los granos molidos que pasan al agua, dando forma a tu taza diaria.

Te mostramos diferentes métodos en donde podrás deleitarte con sabores diferentes y únicos, que te encantarán. 

 

Prensa Francesa

La prensa francesa es uno de los métodos de extracción de café más conocidos y se trata de un método de inmersión. Con él lograrás una taza de café de cuerpo medio, apariencia turbia y textura un poco terrosa, aunque puedes filtrarlo para que no quede tan terroso si lo prefieres.

 

 

Aeropress

Una de las mayores ventajas del empleo de este método de inmersión es que es capaz de lograr café de distintas concentraciones y sabores, pero hay que conocer las variables en la preparación de Aeropress para llegar a dominar bien el método.

Se trata de una especie de jeringa gigante en la que se infusiona el café con agua caliente. Después el resultado se filtra a presión a través de un filtro de papel que se incorpora en uno de sus extremos, evitando así que pasen sólidos a la taza. Por lo general, el café elaborado con este método tiene un sabor más duradero.

 

Chemex

Se trata de un método de goteo con el que se logra una taza de menor cuerpo, mayor dulzor, sin residuos ni acidez.

En su amplia boca superior se coloca un filtro más grueso que el empleado en otros métodos de extracción de café y sobre él se apila el café molido. A continuación hay que calentar agua aparte para después verterla en la parte superior, filtrándose por gravedad y cayendo en la parte inferior del recipiente.

 

V60

Se llama así porque el recipiente donde se coloca el café tiene forma de V y un ángulo de 60 grados; es un método de goteo con forma cónica. Cuenta con un solo orificio para facilitar una extracción uniforme.

Con este método de extracción de café se obtiene una taza con cuerpo, aroma y acidez transformada en dulzor.

Sifón japonés

Y en último lugar, el método que combina inmersión y goteo; básicamente funciona como una cafetera de vacío. El sifón japonés consta de dos piezas superpuestas de forma esférica y en la parte de abajo tiene con un mechero de alcohol para prender fuego, aunque también los hay con placas eléctricas. El vapor produce que el agua suba al recipiente superior a través de un tubo. Todo ello debido a la contracción y expansión de los gases y al vacío que genera. Después, como consecuencia de la presión negativa, el líquido vuelve al recipiente inferior.

 

Disfruta de estas y muchas más técnicas de extracción del café en las diferentes cafeterías y restaurantes que tenemos para ti en Plaza Fontabella. Puedes encontrar Café Barista, Starbucks, Café del Arte, entre otros. ¡Te esperamos!