Cada país tiene sus propias reglas

El transporte de alimentos, por ejemplo, no es prohibido por ninguna compañía aérea. Sin embargo, algunas reglas deben ser cumplidas dependiendo de la empresa, del destino y de la  cantidad de alimentos. Algunos países, como os EEUU o Australia, prohíben la entrada de alimentos frescos en su territorio.

Otro caso aplica en el territorio de la Unión Europea en donde es prohibida la entrada de alimentos, leche, carne y productos de origen animal procedente de países de fuera de la Comunidad Europea. Por lo anterior, te recomendamos verificar el reglamento del país de destino y de los países de tránsito.

 

  • Usa ropa adecuada para viajar en avión

Parece trivial, pero vale la pena prestar atención a tu atuendo. Entre más largo sea el viaje, más podrás percibir los efectos de llevar ropa inadecuada.

Lo más importante es asegurarse de que no apriete o incomode. Incluso si estás viajando durante el verano, vístete de tal forma que puedas quitarte las medias  y abrigos. El aire acondicionado del avión funciona para mantenerte fresco.

 

  • Teléfono sólo en modo de vuelo

A pesar de cada vez hay más y más información que comprueba que los  teléfonos celulares no interfieren con el buen funcionamiento de las aeronaves, la mayoría de las aerolíneas prohíben su uso durante el vuelo. Únicamente está permitido usarlos en “modo de vuelo”.

Algunos aviones permiten a los pasajeros usar la red Wi-Fi a bordo. Sin embargo, generalmente es un servicio por el que hay que pagar.

 

  • Configura Google Maps para usarlo sin conexión.

¡Esto te va a ahorrar muchísimo tiempo! Si no tienes Internet en el extranjero o si estás pensando en ponértelo sólo para poder usar el GPS

 

  • Escanea todos tus documentos.

Pasaporte, acta de nacimiento, seguro de gastos médicos nacional y seguro de gastos médicos internacional, licencia de conducir, identificación nacional, cartilla de servicio militar (si es que tienes), comprobante de domicilio, etc..

Escanéalos, guárdalos en tu email, envía una copia de ese email a tus papás o mejor amigo y además guarda una copia adicional en un USB para tenerlos a la mano en todo momento.