Las festividades del 24 y 25 de diciembre en Guatemala son muy significativas, son fechas llenas de cultura, tradición y principalmente de convivencia y unión familiar. A continuación te enlistamos algunas actividades que no pueden faltar en nochebuena.

 

Quemar estrellitas, volcancitos, “cuetes”, etc.

No pueden faltar para los más pequeños, serán parte del entretenimiento una buena parte de la noche. Además, siempre se tiene que tener lista la “ametralladora” para quemar a medianoche y, hoy en día, es cada vez más común comprar varios fuegos artificiales para iluminar la noche.

 

Cena a medianoche

La cena familiar se caracteriza por ser abundante y deliciosa. Puede ser un tamal hecho con la tradicional receta de la abuela o un pavo preparado por el mejor cocinero de la familia, sea como sea, seguramente será exquisito. El plato principal puede ir acompañado de ensalada, ponche, puré de papas y pan.

 

Abrir los regalos

Tradicionalmente, los niños no suelen esperar a la mañana siguiente para abrir los regalos bajo el árbol. Estos se abren a medianoche, antes o después de la cena.

 

Asistir a misa y colocar la imagen de Jesús en el nacimiento

Las misas de este día son especiales y quienes profesan la religión católica hacen tiempo para asistir a la iglesia en familia. Además, al llegar la medianoche, después de rezar, se acostumbra a colocar la imagen de Jesús en el nacimiento para celebrar su llegada.

 

Almuerzo del 25 de diciembre

Para finalizar con los festejos, la familia se reúne para almorzar el 25 de diciembre. Este día la celebración es más tranquila y relajada, ya que la mayor parte de las tradiciones se llevaron a cabo la noche anterior.

 

¡Plaza Fontabella te desea una Feliz Navidad! 

Plaza Fontabella