blog

24-Oct-2018

LA IMPORTANCIA DE TENER UN BUEN ENTORNO LABORAL

El entorno laboral es uno de los factores más relevantes en el desarrollo de una empresa. Por ello, es preciso prestar atención a todos los elementos que contribuyen y pueden perjudicar su bienestar.

Hoy en día no basta con trabajar para vivir. Las personas tienen muy en cuenta su autorrealización, que pasa por trabajar en el sector que les gusta, desarrollar proyectos atractivos que los enriquezcan como personas y poder contar con un buen clima laboral que les permita realizar sus labores diarias correctamente.

De este modo, los directivos de las empresas deberían realizar un seguimiento de las relaciones laborales generadas, los celos profesionales que se hayan podido producir,  y otras cuestiones que pudieran crear un mal ambiente laboral en la organización.

 

¿Qué consecuencias tiene el entorno laboral negativo?

  1. Reducción considerable de la productividad laboral. Aspecto que afecta incluso a los empleados más implicados en cumplir con sus tareas diarias correctamente y dentro de los plazos establecidos.

  2. Absentismo presencial, consecuencia de la falta de atención, pérdida de concentración en el trabajo y en el tiempo dedicado a este. Es decir, el empleado o empleados afectados con él están en el lugar de trabajo pero no se dedican a este.

  3. Baja motivación laboral. El clima laboral negativo desmotiva hasta al trabajador más implicado, lo cual dificulta el desarrollo de la actividad empresarial, repercutiendo en sus resultados.

  4. Ausencia de compromiso por parte del trabajador. Si el trabajador siente un mal clima laboral nunca se va a comprometer con la empresa, y poco a poco irá quitándose responsabilidades hasta finalmente dejar su puesto.

 

¿Por qué crear un buen entorno laboral?

Como hemos podido comprobar, las consecuencias de tener un negativo clima laboral son cuanto menos perjudiciales para la empresa y repercuten en su correcto desarrollo. Es preciso que desde la dirección de las organizaciones, en las cuales se realiza la gestión del talento de los empleados, se vuelquen también en garantizar su bienestar emocional. Porque la felicidad de estos no solo depende del sueldo asignado, sino también del estado del entorno en el que desarrolla sus tareas.

Pasos para crear un entorno laboral favorable

  1. Respetar los horarios de los trabajadores establecidos en su jornada laboral.

  2. No interrumpir los descansos de los empleados.

  3. Fomentar la buena comunicación interna para evitar la aparición de rumores.

  4. Definir correctamente los puestos de trabajo, las tareas y responsabilidades de cada trabajador.

  5. Invertir en programas de capacitación con especialistas en entornos laborales favorables.

  6. Permitir y fomentar un plan de carrera profesional para todos los trabajadores.

  7. Realizar actividades que apoyen al interés de los trabajadores a trabajar en equipo.

 

Compartir