blog

18-Dec-2018

7 Hábitos financieros de los empresarios exitosos

La mayoría de nosotros ya estamos muy familiarizados con los típicos hábitos de las personas exitosas -levantarse temprano, desayunar, construir una red.

Pero ¿qué pasa con los hábitos financieros detrás de los empresarios de éxito? ¿Qué hacen con el dinero para que su negocio tenga éxito? Aquí hay 7 hábitos financieros frecuentemente mencionados que todo empresario exitoso sigue.

1. Construye una red valiosa de verdad

Red, red, red. Probablemente ya estés familiarizado con este estribillo constante, pero un empresario exitoso no sólo cuenta con una red para ir a las fiestas o a los retiros de negocios. Utilizan la red de manera implícita.

Vas a pegar un pequeño golpe financiero con el fin de asegurar el negocio futuro. Y es muy importante la relación de negocios que vas a hacer con los socios ya que serán ellos los que pueden ayudarte a crecer.

Las empresas exitosas son las que conducen a la lealtad y sostenibilidad a largo plazo, y es por eso que los emprendedores exitosos no entienden el corto plazo como un ingrediente para su propuesta.

2. Gastan poco antes que gastar a lo grande

Sobre todo cuando acabas de empezar, debes vigilar cómo gastas tu dinero. S´lo compra lo que es absolutamente esencial para llevar a cabo tu negocio.

¿Realmente necesitas nuevas sillas de oficina, o las viajes bastan? ¿necesitas un nuevo portátil de marca para tu escritorio, o con el que tiene 2 años te sirve? Los empresarios de éxito no empiezan comprando lujos, empiezan comprando necesidades nada más.

3. Conoce todas tus responsabilidades

Un empresario de éxito sabe todos y cada uno de sus pasivos financieros. Saben por lo que pueden y no pueden ser demandados -y este conocimiento es lo que les permite mantenerse lejos de problemas legales.

Es estupendo pensar que todo irá bien siempre, pero en algún momento tu negocio pasará por dificultades. En ese momento es totalmente imprescindible que sepas de lo que podrías ser responsable en cualquier momento dado.

4. Delega dinero, también

Todo empresario sabe que necesita delegar. Después de todo, no puedes hacerlo todo. Pero los empresarios de éxito miran el delegar de manera distinta -buscan delegación financiera. Por lo que, ¿a quién deberían pagar para alcanzar una misión concreta?

Cuando tienes un problema necesitas una combinación de tiempo y dinero para solucionarlo. Cuanto más gastes de uno, menos gastaras de otro. Un empresario exitoso ve un problema y reflexiona cómo de valioso es su tiempo frente al coste de resolver el problema. ¿Podrías resolver el problema tú mismo o es necesario gastar dinero y contratar ayuda externa? Sé consciente de lo que vale tu tiempo.

5. Aprende de pequeños riesgos financieros

El mercado está cambiando constantemente. Muchos empresarios de éxito han encontrado una manera de adaptarse a él. En lugar de lanzar un producto con una gran inversión, desarrollarán un proyecto de prueba e invertirán muy poco para ver cómo de receptivo es el mercado. Efectivamente, este proceso minimalista tiene 2 propósitos.

En primer lugar, permite que los empresarios pongan a prueba el mercado para ver si está interesado en nuevo producto. En segundo lugar, protege a los empresarios del riesgo. Dado que la inversión financiera es mínima, si ésta fracasa, no va a hundir el negocio. Corres un pequeño riesgo, aprendes de él, y vas aumentando proporcionalmente.

6. Pon al mercado primero

Hay un viejo dicho: el mercado nunca se equivoca. Cada empresario, si quiere ser exitoso, ha de fijarse en el mercado, y ponerlo antes que a él mismo y sus ideas.

No importa cómo de grande es un idea, tiene que ser financieramente validada por el mercado para que merezca la pena. No pongas a tu ego antes que al mercado, o tu negocio se verá afectado de una manera espectacular.

7. Entiende la dinámica del flujo del dinero

El empresario y autor de best-seller Ed O’Keefe explica: “La clave más importante para iniciar una nuevo proyecto es trazar tu futuro financiero y crecer con él. Demasiados empresarios caen en una trampa ilusoria. El negocio está creciendo y parece que todo va genial. En teoría, todo parece un éxito. Sin embargo, no hay suficiente flujo en la caja para las operaciones a corto plazo. Antes de emprender, asegúrate que puedes cubrir todos los gastos hasta que la empresa empiece a dar beneficios”.

 

Compartir